La letra y la música - Mi amado minotauro... - Eva Sion – Enero 2012



La vida es un tránsito complicado... un pasaje azaroso y lleno de sorpresas. La vida se aprende a vivir viviendo, por lo que de lo normal llegas a dominar la materia demasiado tarde… La vida es esa asignatura en la que siempre se suspende…
La vida se compone de diferentes etapas y estadios y, como en el principio de Peter, vamos ascendiendo de jerarquía sin haber dominado plenamente la anterior, por lo que estamos abocados a la mayor de las incompetencias… Por ello, los últimos años, son los del arrepentimiento y la resignación, pero ya no es posible retroceder.
Y uno de los componentes de la vida, tal vez de los de mayor importancia, es el sentimiento del amor. Se puede dar o perder la vida por amor… el amor es motor del mundo… todo se perdona por amor… Y así hasta el infinito de frases hechas y manoseadas que se recitan como las oraciones aprendidas del catecismo: sin convencimiento, sin fe y sin saber realmente lo que estás diciendo… ¡Pero cuanto daño hacen!
Y un día el destino te regala un nuevo espejismo y consideras que has encontrado la pareja de tu vida: te preguntas cómo podías haber vivido hasta ahora sin esa persona, aseguras que no hay futuro en el que no aparezca a tu lado, le entregas todo lo que eres y lo que podrías ser, y te lanzas con decisión por los pasillos de tu propio laberinto enarbolando tu pasión y las virtudes de la sordera, la ceguera y la mudez… aunque para ello hayas tenido que aparcar tu personalidad y tu orgullo.
Y un día descubres que estás viviendo con un minotauro que te devora poco a poco hasta que de ti sólo quede el recuerdo de lo que un día fuiste…
No quiero entrar en la guerra de cifras de lo que se ha dado en llamar “violencia de género”, porque ello no nos lleva a ninguna parte, simplemente a distanciarnos de lo que verdaderamente importa: la traición. Sí, lo mezquino de todo ello no es que haya una muerte más o menos, una forma de desprecio más violenta que otra, un ejemplo más para unos hijos que posiblemente aprendan copiando… no, lo peor de todo es la vil traición a la mayor entrega de lo mejor de cada uno, traición a ese sacrificio que cada ser humano que se enamora realiza de sí mismo en favor del otro, traición a la única esperanza que queda todavía en este planeta, y que me perdonen los especuladores, no me refiero al dinero… No le pongamos nombre, pues últimamente toda palabra tiende a prostituirse, pero todos sabemos lo que es porque habita dentro de nosotros.
Y para ilustrar lo que digo, convoco la ayuda de la música y sus letras, la sensibilidad de unos autores que son capaces de decir mucho con muy pocas palabras consiguiendo que crezca un nudo en la garganta de aquellas personas que, directa o indirectamente, han vivido una situación así.

Las mujeres merecen el respeto de su pareja, de sus hijos/as y de los demás miembros de la familia y de la sociedad.


Amaral, dúo zaragozano de pop-rock formado por Eva Amaral y Juan Aguirre. Fueron unos de los primeros en denunciar esta violación de los derechos humanos con su canción “Salir corriendo”, editada en su álbum “Estrella de mar” grabado en el año 2002, y donde se le pregunta a la mujer maltratada cuánto va a soportar más esa vida que lleva y le incitan a marcharse y abandonar:


Nadie puede guardar toda el agua del mar // en un vaso de cristal, // ¿cuántas gotas tienes que dejar caer // hasta ver la marea crecer?, // ¿cuántas veces te ha hecho sonreír? // ésta no es manera de vivir, //¿ cuantas lágrimas puedes guardar // en tu vaso de cristal
 Si tienes miedo // si estás sufriendo // tienes que gritar y salir, // salir corriendo.
¿Cuántos golpes dan las olas, // a lo largo de un día, en las rocas?, // ¿cuántos peces tienes que pescar // para hacer un desierto del fondo del mar?, // ¿cuántas veces te ha hecho callar?, // ¿cuánto tiempo crees que aguantarás?, // ¿cuántas lágrimas vas a guardar // en tu vaso de cristal?
Si tienes miedo…






En la familia las mujeres han de ser respetadas, cuidadas y tomadas en cuenta de la misma manera que los varones.

Huecco, Iván sevillano Pérez, es un cantautor cacereño nacido en la localidad de Plasencia, el cual escribió en el año 2009 la canción “Se acabaron las lágrimas”, de su larga duración “Assalto”, para cuyo videoclip contó con el apoyo del desaparecido Ministerio de Igualdad y con la colaboración de diferentes personajes famosos en diferentes ámbitos de la cultura, el deporte, la política, etc, los cuales aparecen portando un cartel con la leyenda  “Nos duele a tod@s”. Le acompaña la cantante Hanna.

Cuando sientes frío en la mirada, // cuando alguien ha roto tu sonrisa de cristal // y tu carita de porcelana se acuerda de su mano // mano de metal, // es hora de empezar a andar, // se acabaron las lagrimas, // es hora de empezar a andar, // rompe tu jaula.
Cuatro primaveras calladas, // las losas se callan no saben decir nada, // siente las espinas que se clavan pinchando bien adentro // donde duele más // es hora de empezar a andar, // se acabaron las lagrimas, // es hora de empezar a andar, // rompe tu jaula ya
Mira, // escapa que la vida se acaba, que los sueños se gastan, // los minutos se marchan; // salta que la calma te abraza, los momentos se pasan // y se te rompe el alma, ay, el alma.
Cuando sientes que nunca lo extrañas // y la lluvia cae castigando la ciudad, // que las gotas no calan tu alma, // sus barcas en tus ojos y tus escudos no podrán remar, // de nada vale ya llorar, // se acabaron las lagrimas, // sientes que ya no hay marcha atrás, // rompe tu jaula ya
Mira…
Y siente la llamada de la libertad, // rompe las cadenas que te hacen llorar, // córretela, monta y no lo pienses más, // salta, ríe, baila // y siente la llamada de la libertad, // rompe las cadenas que te hacen llorar, // córretela, monta y no lo pienses más, // salta, ríe, baila





Las mujeres tienen derecho a tomar libremente decisiones que afecten su vida: sobre, por ejemplo, su trabajo, el número y el espaciamiento de sus hijos, sus estudios, el uso de su tiempo libre, sus amistades, etc.


El incombustible Víctor Manuel escribió el “Club de las mujeres muertas” allá por el año 2003, incluida en su álbum “El perro del garaje”. El videoclip está rodado en una casa de acogida y son las mujeres maltratadas las actuantes del mismo. El tema entraba dentro de la campaña “Hay motivo” que varios cineastas españoles organizaron ante la campaña electoral de 2004, para concienciar a la opinión pública, y a los políticos, sobre el problema de la violencia de género.


A las que se rebelan, no se callan, // las humildes y las mansas; // las que imaginan cosas imposibles, // el derecho a ser felices; // a las que viven solas, pisoteadas, // las que ya no esperan nada; // a las desamparadas, olvidadas, // las que caen y se levantan...
Cuántas vidas humilladas, // cuántas lágrimas calladas, // lo más triste es la tristeza, // en el club de las mujeres muertas.
A veces porque miran, porque callan, // porque piensan se delatan; // a veces porque cuentan, porque lloran // o porque no entienden nada; // hay quien perdona todo a quien las mata,  // por un beso, una mirada; // hay quien lo espera todo de quien ama  // y no pierde la esperanza...
Cuántas vidas humilladas…
Quemadas, arrastradas por los pelos, // torturadas, devastadas, // violadas legalmente, apuñaladas, //algún juez las mira y pasa. // Dicen que tienen celos y se nublan, // que no saben lo que hicieron // y cuando beben dicen no ser ellos, // "yo soy yo más este infierno".
Cuántas vidas humilladas…




 
Las mujeres tienen derecho a tratar en paz los asuntos que interesen a ambos miembros de la pareja para procurar que las decisiones relativas a ellos sean tomadas de común acuerdo.


El grupo Andermay, ya desaparecido, compuesto por la pareja Jesús María Pérez (Ander) y Amaya Martínez (May), denuncia el mismo problema con estilo mucho más directo que los anteriores en su canción “Cuanto más”, aparecida en su álbum del 2007 “Punto sin retorno”.


Cierras la boca sabiendo que ves // tu propia derrota, // todo tu mundo se cae a tus pies // y te sientes sola. // Te preguntas que ha pasado, como fue, // mientras tapas con temor // los moratones que ha grabado ahí en tu piel. // ¡Quien dice que es tu amor!
¿Cuánto más // vas a darle y ha dejarte hacerte mal? // ¿Cuánto más, // si te está destruyendo, // te convence que es normal? // ¿Cuánto más? // Planta cara, coge fuerzas denúnciale. // ¿Cuánto más? // Termina tú esta historia antes de que lo haga él
Con una silla o la escalera tal vez, // ponías por excusas, // tanta vergüenza te hacia tener // y tú le protegías, // pero el miedo ni es amigo del valor // y el cementerio está // plagado de mujeres buenas como tú // que se dejaron golpear.
¿Cuánto más…

Infierno, es lo que vives, // pero el cielo es lo que vas a ver.
Puedes escapar, // pide ayuda, grita, // pero no te dejes atrapar. // Vete ya que a esta vida // puedes poner fin // sin tu fin.
Cuanto más…




Las mujeres tienen derecho a compartir equitativamente con su pareja las responsabilidades familiares como las que se refieren a la crianza de las y los hijos, a los gastos y los cuidados que éstos necesitan.


De la valenciana María Nieves Rebolledo Vila, más conocida como Bebe, nos llegan dos canciones sobre este tema, las dos grabadas en el mismo álbum, “Pafuera telarañas”, del 2004. La primera, titulada “Malo”, donde una mujer recrimina a su marido su comportamiento y le amenaza con “cobrarse sus heridas”. Y la segunda “Ella”, donde predomina la esperanza y la posición optimista ante la vida y la reivindicación de la propia identidad.


Apareciste una noche fría // con olor a tabaco sucio y a ginebra, // el miedo ya me recorría  // mientras cruzaba los deditos tras la puerta. // Tu carita de niño guapo // se la ha ido comiendo el tiempo por tus venas // y tu inseguridad machista // se refleja cada día en mis lagrimitas
Una vez más, no por favor que estoy cansada // y no puedo con el corazón. // Una vez más, no mi amor por favor, // no grites que los niños duermen. // Una vez más, no por favor que estoy cansada // y no puedo con el corazón. // Una vez más, no mi amor por favor, // no grites que los niños duermen. // Voy a volverme como el fuego // voy a quemar tus puños de acero // y del morao de mis mejillas sacar valor // para cobrarme las heridas. // Malo, malo, malo eres // no se daña a quien se quiere, no. // Tonto, tonto, tonto eres, // no te pienses mejor que las mujeres. // Malo, malo, malo eres, // no se daña a quien se quiere, no. // Tonto, tonto, tonto eres, // no te pienses mejor que las mujeres
El dia es gris cuando tu éstas // y el sol vuelve a salir cuando te vas // y la penita de mi corazón  // yo me la tengo que tragar con el fogón. // Mi carita de niña linda // se ha ido envejeciendo en el silencio // cada vez que me dices puta // se hace tu cerebro más pequeño.
Una vez más, no por favor que estoy cansada…
Malo, malo, malo eres, // malo eres, porque quieres. // Malo, malo, malo eres, // no me chilles que me duele. // Eres débil y eres malo no te pienses // mejor que yo ni que nadie // y ahora yo me fumo un cigarrito // y te hecho el humo en el corazoncito, // porque malo, malo, malo eres, tú // malo, malo, malo eres, si, // malo, malo, malo eres, siempre, // malo, malo, malo eres.




Las mujeres tienen derecho a expresar sus opiniones y necesidades físicas, emocionales, intelectuales y sexuales, para que sean considerados igualmente importantes y satisfechas de la misma forma que las de su pareja.


Ella se ha cansado de tirar la toalla, // se va quitando poco a poco telarañas, // no ha dormido esta noche, pero no esta cansada, // no mira ningún espejo pero se siente guapa.
Hoy ella se ha puesto color en las pestañas, // hoy le gusta su sonrisa, no se siente una extraña // hoy sueña lo que quiere sin preocuparse por nada, // hoy es una mujer que se da cuenta de su alma.
Hoy vas a descubrir que el mundo es solo para ti, // que nadie puede hacerte daño, nadie puede hacerte daño. // Hoy vas a comprender // que el miedo se puede romper con un solo portazo. // Hoy vas a hacer reír // porque tus ojos se han cansado de ser llanto, de ser llanto… // Hoy vas a conseguir // reírte hasta de ti y ver que lo has logrado que…
Hoy vas a ser la mujer // que te dé la gana de ser. // Hoy te vas a querer // como nadie te ha sabido querer. // Hoy vas a mirar para adelante // que para atrás ya te doy yo bastante. // Una mujer valiente, una mujer sonriente. // Mira como pasa.
Hoy nace la mujer perfecta que esperaban, // ha roto sin pudor las reglas marcadas. // Hoy ha calzado tacones para hacer sonar sus pasos. // Hoy sabe que su vida nunca más será un fracaso.
Hoy vas a descubrir que el mundo es solo para ti // que nadie puede hacerte daño, nadie puede hacerte daño. // Hoy vas conquistar el cielo // sin mirar lo alto que queda del suelo. // Hoy vas a ser feliz // aunque el invierno sea frío y sea largo, y sea largo… // Hoy vas a conseguir // reír tanto de ti y ver que lo has logrado…
Hoy vas a descubrir que el mundo es solo para ti…




 
Las mujeres tienen derecho a ser respetadas física, sexual y sicológicamente: no ser humilladas, ridiculizadas o menospreciadas ni en público ni en la intimidad.


La cantautora gaditana Merche, Mercedes Trujillo Callealta, compuso la canción “Abre tu mente”, incluida en su álbum “Auténtica”, de 2004, en la que aborda el problema de la mujer maltratada, pero con un tono positivo y esperanzado, intentando insuflar esperanza en aquellas personas que sufren estas agresiones.


Abre tu mente...  // Son suficientes sus celos para abandonar, // para que des media vuelta // y así te sientas libre y vuelvas a ser tú, // porque este amor se consume y te calma. // ¡Qué más dará lo que diga // si luego hace lo que quiere, // si sus promesas no valen nada!, no sigas más, // tienes que despertar.
Abre tu mente y descubrirás // lo que disfruta la gente de la vida. // Abre puertas, busca una salida, // que otros curarán tu herida.
Sabes que volverá hacerlo, // le has dado ya muchas oportunidades  // y siempre vuelve a lo mismo, y te humilla y te da. // No lo consientas, un hombre no lo vale. // Si tiene ganas de risa, hay que reírselo todo, // si es uno al día...prepárate. // No lo aguantes más, decídete a volar.
Abre tu mente,y descubrirás






Las mujeres deben defenderse de las agresiones y defender de ellas a sus hijos. Han de denunciar esas agresiones ante las autoridades y exigir a ellas protección y justicia.


Otros gaditanos, Andy (Andrés Morales) y Lucas (Lucas González), también tienen entre su repertorio una canción dedicada a esta problemática social, cuya letra es de las más desgarradoras y directas. Esta canción, “Y en tu ventana” apareció en el año 2004 incluida en su segundo disco “Desde mi barrio”.


Y es que ella no sabe lo que es el amor, // solo sabe de golpes y de desolación.  // En su cara refleja la pena y el dolor  // y es que ella, ella ...  // no conoce aquel hombre que un día la enamoró, // duele mas el sufrimiento que cualquier moratón. // Se refugia en su alma de cualquier chaparrón // y es que ella, ella...
Y en tu cocina tan prisionera de tu casa, // en la cocina donde los días pasarán como rutina, donde su siesta es la paz de tu armonía // y en tu ventana gritas al cielo, pero lo dices callada // no vaya a ser que se despierte el que maltrata  // cada sentido y cada gesto de tu alma.
Lo que daría yo // por cambiar su temor por una estrella // donde sin golpes viviera ella sola. // Lo que daría yo // por parar su reloj en madrugada // para que durmiera tranquila y sola.
De verse sola perdida en el infierno, // con lo calentito que se está allí en invierno, // pero prefiere mil veces sus sueños // antes de verse sola en sus adentros. 






Cuando las mujeres deseen el divorcio tienen el derecho a reclamarlo y a que, si lo obtienen, o bien si se separan o son abandonadas, su pareja cumpla con las responsabilidades que el juez le señale para atender a las necesidades de ellas y los hijos.


Def con Dos es un grupo de rock y rap español fundado en el año 1980. En la canción “Ellas denunciaron”, editada en al álbum, “Armas pal pueblo”, denuncian en su estilo claro y sin tapujos la hipocresía de la sociedad y de las autoridades políticas y judiciales ente esta lacra social.


¿Y cuántas mujeres al año?  // ¿Y cuántas mujeres? // ¿Y cuántas mujeres al año, saben que tienen sus días contados?  // Ella no recuerda porque aunque quiera // no puede acordarse // del error cometido al fiarse // de aquel tipo mezquino y cobarde. // Marido, verdugo, // su peor pesadilla, // ella está muerta y él en la calle. // ¡La maté porque era mía! // 'Mía, mía, mía, sólo mía' // ¿Quién ha ofendido al macho dominante? // ¿Quién se ha atrevido a denunciarle? // Destapando el secreto // de la otra cara de un vecino correcto. // ¿Quién acusa al cazurro cobarde // que pega a su mujer y le dice que calle? // 'Ya se lo advertí entre puñetazos: // si me denuncias te mato' // País de mierda, país infame, // que ataquen a mujeres no le importa a nadie, // las torturas y las amenazas, // según los jueces son cosas de casa, // no sirve de nada pedir ayuda, // no existe delito si no se consuma, // sólo cuando ya están muertas // ven que las amenazas eran ciertas // ¿Y cuántas mujeres al año? // ¿Y cuántas mujeres? // ¿Y cuántas mujeres al año, saben que tienen sus días contados? // 'Mía, mía, mía, sólo mía' // Ellas no recuerdan lo que les pasó  // ni por qué les pasaba // porque ya están muertas y ningún cadáver // puede, aunque quiera, acordarse de nada // y no se lamentan de los que pasó // ni por lo que pasaron, porque los muertos // no emiten lamentos y en vez de gritar // les toca callarse y se callan. // Ellas denunciaron, no las escucharon. // Ellas murieron, los jueces consintieron. // ¿Y cuántas mujeres al año? // ¿Y cuántas mujeres? // ¿Y cuántas mujeres al año, saben que tienen sus días contados?



 
Las mujeres tienen derecho a demandar pensión alimenticia para ellas y sus hijos. Esta pensión también puede ser exigida cuando el padre no cumpla con la responsabilidad de darle sustento, aunque viva en el domicilio conyugal.


Reincidentes es un grupo de rock procedente de Sevilla que se caracteriza por sus letras muy críticas con la sociedad actual. Con esta canción, “¡Ay, Dolores!”, de su álbum “¿Y ahora qué”, nos cuentan una historia bastante común, tristemente, pero con un final de esperanza y libertad.


Las diez menos cuarto en el reloj, // la noche abre su puerta en tu cabeza, // en la tele un culebrón, la comida en el salón, // esperando una sonrisa, un te quiero, una caricia.
Las llaves tornan gris tu habitación, // entrando con el odio tras sus ojos. // Ya no tienes su calor, el alcohol es su sabor, // empezando con reproches, los insultos, el desprecio.
Y ahora no tienes nada que decir,// ya no se si soy mujer o soy una mierda, // sumida en la sinrazón, despojada del valor, // víctima de su miedo, del fracaso, de sus celos.
¡Ay! Dolores, los palos en tu espalda, // la tortura en tu mente. // ¡Ay! Dolores, con el silencio de la sociedad.
Lunes, martes, miércoles, y otra vez // la vida se te escapa entre tus dedos, // hundida en el qué se yo, destrozada en el sillón, // con la cara hinchada por algo más que la tristeza.
Pero ya es la hora de que todo vaya bien, // volar sin alas, sentir que ya eres libre, // soñar con el príncipe azul, gozar de lo que eres tú, // rompiendo las cadenas con que la sociedad te atrapa.
Por fin esta historia ya terminó, // Dolores cambió su nombre por libertad, // escapando del cabrón que tu vida destrozó, // porque la vida es sólo un cuento que hay que vivir en el momento.
¡Ay! Dolores, los palos en tu espalda, // la tortura en tu mente. // ¡Ay! Dolores, con el silencio de la sociedad.





Las mujeres tienen derecho a reclamar ante el juez civil el reconocimiento de la paternidad cuando el padre de un hijo se niegue a reconocerlo.


“Violencia machista” es una canción del grupo surgido en el barrio de Vallecas de Madrid, aparecida en su larga duración “Planeta eskoria”, del año 2000, este grupo también emplea en sus temas un lenguaje directo para reivindicar los derechos sociales de todas las personas oprimidas, pero incitándoles a la lucha y a la autodefensa.


Toda la vida aguantando un infierno conyugal, // su boca huele a ginebra y su cuerpo huele mal, // sigues pasando los días evadiendo la realidad, // el miedo brilla en tus ojos, hoy te ha vuelto a golpear.
No merece la pena, mujer, tu pasividad. // No merece la pena, mujer, debes de actuar. // No merece la pena, mujer, tu pasividad. // No merece la pena, mujer, ármate.
VIOLENCIA MACHISTA VIOLENCIA FASCISTA...[X2]
Como cada día, una nueva vejación, // como cada noche, una nueva violación, // palabras de amenaza que se pueden consumar, // el miedo te enmudece, ya no puedes aguantarlo más, // no, ni una más, no te dejes humillar, // abandónale, que se pudra en soledad. // Ven, sal de ahí, date una oportunidad, // rompe de una vez las cadenas, vuelve a la libertad.
VIOLENCIA MACHISTA VIOLENCIA FASCISTA...[X2]
Fuiste a denunciarlo y aquí no ha pasado "na", // nadie mueve un dedo en esta puta sociedad, // llorando te preguntas hasta cuándo va a durar, // conoces a ese cerdo y sabes que pronto se vengará. // No, ni una más, no te dejes humillar, // abandónale, que se pudra en soledad. // Ven, sal de ahí, date una oportunidad, // rompe de una vez las cadenas, vuelve a la libertad
Al día siguiente la audiencia subió en todos los reality shows, // víctima de una terrible agresión su larga agonía acabó, //mientras la ley no te quiera escuchar y siga dormido ese juez, // mientras el mundo no quiera cambiar, autodefensa mujer, autodefensa mujer.
DEFIÉNDETE, DEFIÉNDETE... [X2]
Si estás en la misma situación DEFIÉNDETE. // Si ya no queda otra solución DEFIÉNDETE. // Si alguien te trata de imponer DEFIÉNDETE. // Enséñale tus dientes mujer.





Las mujeres tienen derecho a solicitar la entrega del 50% de los bienes que pertenezcan a la sociedad conyugal y de aquellos que garanticen la pensión alimenticia de las y los hijos menores de 18 años.


Orishas es una banda cubana que, curiosamente, sus integrantes viven diseminados por Europa (Paris, Milan, Madrid). Sus temas suelen ser bastante polémicos y muy poco del gusto de los políticos oficiales de su isla. En este caso, con su canción “Mujer”, de su colección “Emigrante”, del 2002, se apunta a la denuncia de los abusos sobre las mujeres.


Mujer, te canto este himno, traigo la pura verdad, // incierto y crudo destino, mi canto contigo está En penumbra vive ese preciado ser // por no poder decir soltar su voz al viento, // tratar de resistir sin perder el aliento, // sin parar ni un momento, // si no es trabajando dando amor, // a veces no reír, sin lugar en el tiempo // donde queremos ir los machos del universo, // escribamos ya otro verso.
Mujer te canto este himno traigo la pura verdad…
Ven pa aca, soy como un temporal, a cada lao soy como un toro sofocao, // yo al darme cuenta y ver donde han dejado tus derechos directo al hecho,  // abusos sexuales, explotación de edades, // corrupciones sociales, criminales, // como Mariana Grajales esta fundida aquí la historia, // pero una victoria no se ha logrado, // hay que seguir con fuerza y que todos luchen por la madre // y  reivindicando a la mujer progreso, // aunque se sé que pa lograrlo hay un gran trecho. // Te digo de hecho cuando lagrimas tu llorabas, mamá calmaba pecho
Mujer te canto este himno traigo la pura verdad…





Las mujeres tienen derecho a demandar la separación de bienes conyugales y disponer de su parte, aún cuando no demanden el divorcio.


Pasíon Vega es una de las artistas más reconocidas de la música española. Con la canción “María se bebe las calles” aporta su granito de arena en la lucha contra la violencia de género, en ella cuanta la historia de un amor frustrado, de una ilusión destrozada por la cruda realidad.


María pensó que el amor // era un mandamiento de dos // y esperando el primer beso, // se hace vieja ante el espejo // y limpia su llanto, // maquilla sus heridas // y se le va la vida.
Recuerda la primera vez // que él le juró que fue sin querer // y en los hijos que vivieron // prisioneros de su miedo, // María soñaba con ser la princesa // de los cabellos de oro // y la boca de fresa.
María se fue una mañana, // María sin decir nada, // María ya no tiene miedo, // María empieza de nuevo, // María yo te necesito, // María escapó de su grito, // se bebe las calles María...
Ella nunca dice que no, // es la esclava de su señor, // ella siempre lo perdona // a sus pies sobre la lona, // su patria es su casa, // su mundo la cocina // y se le viene encima.
Un día dejó el corazón // abandonado en su colchón, // solo piensa en ver su cuerpo, // ¡ay! del quinto mandamiento. // María no tiene color en la sangre. // María se apaga y no lo sabe nadie.
María se fue una mañana…
María se fue una mañana…
María pensó que el amor // era un mandamiento de dos...



 
Las mujeres tienen derecho a pedir que se declare cual es el patrimonio familiar que no podrá enajenarse ni embargarse, aunque el esposo enajene sus bienes o sea embargado, y a conservar la custodia de sus hijos menores de edad.


Manu Carrasco ha compuesto un tema desgarrador que canta junto con su amiga Malú, “Que nadie”, donde pretende que las mujeres se den cuenta de su poder y fuerza, de su personalidad, y quiere que defienda todo eso que son.


Empezaron los problemas, se enganchó a la pena, se aferró a la soledad,  // ya no mira las estrellas, mira sus ojeras, cansadas de pelear,  // olvidándose de todo, busca de algún modo, encontrar su libertad,  //el cerrojo que le aprieta, le pone cadenas y nunca descansa en paz  // Y tu dignidad se ha quedado esperando a que vuelvas 
Que nadie calle tu verdad,  // que nadie te ahogue el corazón.  // Que nadie te haga más llorar, hundiéndote en silencio, // que nadie te obligue a morir  // cortando tus alas al volar, que vuelvan tus ganas de vivir.  //En el túnel del espanto todo se hace largo, ¿Cuando se iluminará?  /7 Amarrado su destino, va sin ser testigo de su lento caminar. // Tienen hambre sus latidos pero son sumisos y suenan a su compás,  // la alegría traicionera le cierra la puerta, no se sienta en su sofá. // Y tu dignidad se ha quedado esperando a que vuelvas, 
Que nadie calle tu verdad,  // que nadie te ahogue el corazón.  // Que nadie te haga más llorar, hundiéndote en silencio  //Que nadie te obligue a morir  // cortando tus alas al volar, que vuelvan tus ganas de vivir.





La expresión de la sexualidad de las mujeres no debe de ser objeto de burla, castigo o imposición. Cuando una mujer es obligada, por quien sea y donde sea, a tener una relación sexual es víctima de un ataque sexual que está penado por la ley.


Y como cierre de esta selección, concluiremos con una mujer que es ejemplo de entereza y sacrificio, una mujer que ha logrado llegar hasta lo más alto de su carrera a pesar de todos los problemas que le han ido apareciendo en su vida, me refiero a Luz Casal, quien hace muy poco tiempo nos dejó esta canción, “Un ramo de rosas”, la cual, según sus propias palabras, es “un cuento de hadas sin final feliz”, pues habla de una mujer que “está condenada a sufrir el silencio infinito”.



Las mujeres y los hombres somos diferentes, y tenemos capacidades y necesidades distintas. Pero ser diferente no quiere decir ser inferior, ni siquiera cuando, a causa de la diferencia, se es, en algo, más débil y vulnerable.
Cuando una persona daña a otra aprovechándose de que, debido a una diferencia, tiene un poder o un privilegio determinado, comete un abuso y puede estar incurriendo en un delito.



Comentarios