EFEMÉRIDES: Ocurrió en abril, por Luis Antonio Novella - Abril 2012



Efemérides
Ocurrió en abril
Luis Antonio Novella – Abril 2012

 
Claudio Sánchez-Albornoz y Menduiña 


Nació en Madrid el 7 de abril de 1893 y murió en Ávila el 8 de julio de 1984. Está considerado como uno de los historiadores más notables de España. Fue Presidente de Gobierno de la República Española en el exilio desde marzo de 1962 hasta febrero de 1971

Recibió diferentes premios y distinciones por su trabajo a lo largo de su vida, por ejemplo: Hijo adoptivo de Asturias, Hijo adoptivo de la Provincia de León, Medalla de Oro de la Provincia y Ciudad de Ávila, Gran Cruz de Carlos III (1983) o Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades (1984).

Su obra es bastante extensa y toda ella gira alrededor de los hechos históricos, entre las que podemos destacar:


Frases

La historia es la hazaña de la libertad y la libertad, la hazaña de la historia. 

En España, como en todas partes, la política la han hecho los hombres y no las teorías, que son limitadas y, en general, de dudosa aplicación

 
Émile Zola 


Émile Zola nación en París, la capital de Francia, un 2 de abril del año 1840, muriendo en la misma ciudad el 29 de septiembre de 1902. Fue un escritor muy reconocido y se le considera el padre y mayor representante del Naturalismo.

A causa de su intervención decisiva en la revisión del proceso de Alfred Dreyfus, tuvo que exiliarse de su país.

Su obra es muy vasta y variada, pudiéndose dividir en varias secciones:

Cuentos y novelas aparte de las series:

Contes à Ninon,
La Confession de Claude ,
Le Vœu d’une morte,
Les Mystères de Marseille,
Madeleine Férat ,
Nouveaux Contes à Ninon,
Nantas,
Madame Sourdis,
Le Capitaine Burle,
Naïs Micoulin,
La Mort d’Olivier Bécaille.


Nana
Germinal
La Bête humaine

Serie de Las tres ciudades:


Serie de Los Cuatro Evangelios:

Fécondité.
Travail.
Vérité.
Justice, sólo notas preparatorias.

Ensayos:

J'accuse. Carta abierta al presidente de la República Francesa en el diario parisino L'Aurore

FRASES

La belleza es un estado de ánimo.

La juventud es inmoderada en sus deseos.

No soy optimista, quiero ser optimista.

Apaga la vela, que no necesito ver el color de mis ideas.

Era una espera sin esperanza, con la certeza de que la muerte no perdonaría.

Nada está nunca acabado, basta un poco de felicidad para que todo vuelva a empezar.

Feliz tú, que puedes tener tanta sangre fría...Yo tengo ratos en que me vuelvo loco.

Lo repito con una certeza aún más vehemente: la verdad está en marcha y nada la detendrá.

En París, la verdad avanzaba, irresistible, y ya sabemos de qué modo estalló la esperada tormenta...

No hay que olvidar el maravilloso poder del teatro, su efecto inmediato sobre el espectador. No existe instrumento mejor de propaganda.

(...) Tuvo entonces la brusca convicción de que el dinero constituía el estiércol en medio del cual surgía aquella humanidad del mañana.

Yo lo único que pido es, que éstos entren en razón, y sean más sensatos, y espero que lo hagan, porque, después de todo la gente no es tan mala como dicen...

La idea superior de disciplina que llevan en la sangre esos soldados, ¿No basta para invalidar su capacidad de equidad? Quien dice disciplina dice obediencia.

La honradez absoluta no existe en mayor cantidad que la salud perfecta. En todos nosotros hay un fondo de animal humano, al igual que hay un fondo de enfermedad.

En los horribles días de confusión moral que estamos viviendo, en un momento en que la conciencia pública parece ofuscarse, a ti, Francia, me dirijo, a la nación, a la patria.

 
Corín Tellado


María del Socorro Tellado López, más conocida como Corín Tellado, nació en la localidad de El Franco, Asturias, el 25 de abril de 1927, falleciendo en Gijón el 11 de abril del 2009. Es muy popular en España gracias a sus novelas románticas, siendo la escritora más leída después de Miguel de Cervantes y figurando en Libro Guinness de los Récords de 1994 como la autora más vendida en idioma español.
Ha escrito más de 500 novelas a lo largo de su carrera, la mayor parte con el pseudónimo de Corín Tellado, pero también con el de Ada Miller o en colaboración con Jesús Zantón Santiago.




 
María Zambrano Alarcón 


Nacuda en Vélez-Málaga, el 22 de abril de 1904, falleció en Madrid, 6 de febrero de 1991. Fue una importante filósofa y ensayista, discípula de Ortega y Gasset. En 1981 le fue concedido el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Sus escritos más importantes son:

Horizonte del liberalismo
Hacia un saber del alma
Filosofía y poesía
Hacia un saber sobre el alma
Delirio y destino
El hombre y lo divino
Persona y Democracia: Una historia sacrificial
España, sueño y verdad
Los sueños y el tiempo
El sueño creador
Claros del bosque
La tumba de Antígona
De la aurora
El reposo de la luz
Los bienaventurados
Para una historia de la piedad
Unamuno
Cartas de la Pièce. Correspondencia con Agustín Andreu
La confesión, género literario y método


Frases


Mientras religión y ética pueden dirigirse al individuo aislado y podrían existir en un solo hombre sobre el mundo, la política necesita para su posibilidad la existencia de la sociedad.

Fácil sería demostrar que desde las Cruzadas hasta los últimos conatos de revoluciones, la historia de Europa ha estado movida por utopías, por grandes imposibles. Y, sin embargo, de esos delirios ha salido la historia efectiva. Y más aún que como realidades, bien tristes si se las mira sin dejarse deslumbrar por su gloria, conmueve por lo que tienen de monumentos funerarios de las esperanzas europeas, de las concreciones que en forma de empresas ha tomado la esperanza europea. Son sus rastros, las huellas en la arena del tiempo de su anhelo. Son las cenizas de sus sueños.

La historia no es sino un diálogo, bastante dramático, por cierto, entre el hombre y el universo.

Si se hubiera de definir la democracia podría hacerse diciendo que es la sociedad en la cual no sólo es permitido, sino exigido, el ser persona.

La filosofía moderna no ha pretendido reformar la vida. Por el contrario, quiso trasformar, la verdad.

¿Es de extrañar que el amor haya preferido casi siempre el derrotero poético al filosófico?

La biografía de un filósofo es su sistema.

Un filósofo es el hombre en quien la intimidad se eleva a categoría racional; sus conflictos sentimentales, su encuentro con el mundo, se resuelve y se transforma en una teoría.

Nadie enseña a nadie filosofía. El sistema es lo único que ofrece seguridad al angustiado, castillo de razones, muralla cerrada de pensamientos invulnerables frente al vacío.

La luz ligera que envuelve las imágenes de los dioses ha prefigurado la luz impasible de la inteligencia.

La melancolía es una manera, por tanto, de tener; es la manera de tener no teniendo, de poseer las cosas por el palpitar del tiempo, por su envoltura temporal. Algo así como una posesión de su esencia, puesto que tenemos de ellas lo que nos falta, o sea lo que ellas son estrictamente.

Sólo en soledad se siente la sed de verdad.

El poder tiende a ser taciturno.

El pensamiento, cuanto más puro, tiene su número, su medida, su música.

El hombre es un ser escondido en sí mismo.



 
Vicente Aleixandre


Vicente Pío Marcelino Cirilo Aleixandre y Merlo nació en Sevilla el 26 de abril de 1898 y murió en Madrid el 13 de diciembre de 1984. Poeta de la Generación del 27, fue elegido académico de la Real Academia Española donde ingresó en 1950 ocupando el sillón con la letra O. En 1933 le fue concedido el Premio Nacional de Literatura por La destrucción o el amor. En 1963 recibió el Premio de la Crítica por En un vasto dominio, y en 1969 por Poemas de la consumación. En 1977 le fue concedido el Premio Nobel de Literatura.


Obra:


Ámbito
Espadas como labios
La destrucción o el amor
Pasión de la tierra
Sombra del Paraíso,
En la muerte de Miguel Hernández
Mundo a solas
Poemas paradisiacos
Nacimiento último
Historia del corazón
Ciudad del Paraíso
Poesías completas
En un vasto dominio
Retratos con nombre
Obras completas
Poemas de la consumación
Poesía surrealista. Antología
Sonido de la guerra
Diálogos del conocimiento
Tres poemas seudónimos
Nuevos poemas varios
Prosas recobradas
En gran noche. Últimos poema
Álbum. Versos de juventud (con Dámaso Alonso y otros
Prosa: Los encuentros. Evocaciones y pareceres. Otros apuntes para una poética


Frases:


La poesía es comunicación. Algo que sirve para hablar con los demás hombres.

Ni siquiera la prueba de lo absurdo de sus sospechas podrá consolar al celoso, porque los celos son la enfermedad de la imaginación.

Ser leal a sí mismo es el único modo de llegar a ser leal a los demás.

Saber es alentar con los ojos abiertos. ¿Dudar? Quien duda existe. Sólo morir es ciencia.

Existir es vivir con ciencia a ciegas.

Cuerpo feliz que fluye entre mis manos, rostro amado donde contemplo el mundo, donde graciosos pájaros se copian fugitivos, volando a la región donde nada se olvida.

Todo es sorpresa. El mundo destellando siente que un mar de pronto está desnudo, trémulo, que es ese pecho enfebrecido y ávido que sólo pide el brillo de de luz.

Olvidar es morir.

La soledad destella en el mundo sin amor.

Unas pocas palabras, mientras alguien callase; las del viento en las hojas, mientras beso tus labios.

Quiero amor o la muerte, quiero morir del todo, quiero ser tú, tu sangre, esa larva rugiente que regando encerrada bellos miembros extremos siente así los hermosos límites de la vida.





William Shakespeare 


Nación en Etratford-upon-Avon, Warwickshire, Reino Unido, un 26 de abril de 1564 y murió el 23 de abril de 1616. Es uno de los más grandes dramaturgos y poeta de la historia mundial de la Literatura, facetas que compaginó con su trabajo de actor. En su época se le conocía como el Bardo de Avon .






Obra:


Tragedia


Comedia

Cardenio (perdida)

Drama histórico


Otras obras



Frases


Los amigos que tienes y cuya amistad ya has puesto a prueba / engánchalos a tu alma con ganchos de acero.

Duda que sean fuego las estrellas, duda que el sol se mueva, duda que la verdad sea mentira, pero no dudes jamás de que te amo.

Si no recuerdas la más ligera locura en que el amor te hizo caer, no has amado.

El sabio no se sienta para lamentarse, sino que se pone alegremente a su tarea de reparar el daño hecho.

No temáis a la grandeza; algunos nacen grandes, algunos logran grandeza, a algunos la grandeza les es impuesta y a otros la grandeza les queda grande.

El amor consuela como el resplandor del sol después de la lluvia.

Es mejor ser rey de tu silencio que esclavo de tus palabras.

En la amistad y en el amor se es más feliz con la ignorancia que con el saber.

¡Oh amor poderoso¡ Que a veces hace de una bestia un hombre, y otras, de un hombre una bestia.

No tratéis de guiar al que pretende elegir por sí su propio camino.




Estos versos, pertenecen a unos de los personajes de este mes.

Adivina de quien se trata



MI VOZ 

He nacido una noche de verano
entre dos pausas Háblame te escucho
He nacido Si vieras qué agonía
representa la luna sin esfuerzo
He nacido Tu nombre era la dicha
Bajo un fulgor una esperanza un ave
Llegar llegar El mar era un latido
el hueco de una mano una medalla tibia
Entonces son posibles ya las luces las caricias la piel el horizonte
ese decir palabras sin sentido
que ruedan como oídos caracoles
como un lóbulo abierto que amanece
(escucha escucha) entre la luz pisada



LA PALABRA

Esas risas esos otros cuchillos esa delicadísima penumbra
Abre las puertas todas
Aquí al oído voy a decir
(Mi boca suelta humo)
Voy a decir
(Metales sin saliva)
Voy a hablarte muy bajo
Pero estas dulces bolas de cristal
estas cabecitas de niño que trituro
pero esta pena chica que me impregna
hasta hacerme tan negro como un ala
Me arrastro sin sonido
Escúchame muy pronto
En este dulce hoyo no me duermo
Mi brazo qué espesura
 


Este monte que aduzco en esta mano
este diente olvidado que tiene su último brillo
bajo la piedra caliente
bajo el pecho que duerme
Este calor que aún queda mira ¿lo ves? allá más lejos
en el primer pulgar de un pie perdido
adonde no llegarán nunca tus besos
Escúchame Más más
Aquí en el fondo hecho un caracol pequeñísimo
convertido en una sonrisa arrollada
todavía soy capaz de pronunciar el nombre
de dar sangre
Y...
Silencio
Esta música nace de tus senos
No me engañas
aunque tomes la forma de un delantal ondulado
aunque tu cabellera grite el nombre de todos los horizontes
Pese a este sol que pesa sobre mis coyunturas más graves
Pero tápame pronto
Echa tierra en el hoyo
que no te olvides de mi número
que sepas que mi madera es carne
que mi voz no es la tuya
y que cuando solloces tu garganta
sepa distinguir todavía
mi beso de tu esfuerzo
por pronunciar los nombres con mi lengua
Porque yo voy a decirte todavía
porque tú pisas caracoles
que aguardaban oyendo mis dos labios


Comentarios